Categorías

Archivos

Caminos de concordia, sobre Camino de Fesser

Opus Dei – OFICINA DE PRENSA – Caminos de concordia
Juan Manuel Mora

La orientación religiosa de los autores merece todo el respeto. Sin embargo, no sería honrado silenciar un grave problema moral que plantea la película: Camino , como El Código Da Vinci , mezcla realidad y ficción, o más bien, presenta la ficción como si fuera historia. Los espectadores salen de la proyección convencidos de que han visto algo que ha sucedido realmente. Por eso la repulsión de los espectadores es doble: les impresiona el relato y les horroriza pensar que es verdadero. La familia ya ha expresado su dolor por el tratamiento que se hace de sus personas queridas. No es difícil imaginar los sentimientos de los hijos cuando vean la imagen de su madre maltratada en las salas de cine de toda España. El Opus Dei ha publicado también una breve declaración donde recuerda que, en esta película, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Tampoco es difícil imaginar los sentimientos de quien se ve retratado de forma repulsiva.

Actualización (24 de octubre)

Hoy vi este vídeo de un hermano de Alexia hablando de su hermana y me encanta. Os lo pongo por si os interesa.

33 comments to Caminos de concordia, sobre Camino de Fesser

  • Yo no soy del Opus Dei, y te puedo asegurar, Montse, que no pienso ir a ver esta película-basura ni borracho de queimada. No es casualidad, por cierto, que la financie Mediapro, la dueña de La Sexta y de Público.

    A propósito, y como he comentado en el blog de Interruptor, vi el trailer en el cine, hace unas semanas, y cuando acabó el trailer no tuve el menor recato en decir en voz alta: “qué mentirosos”. Me importa un pito si algún progre se sintió molesto con mi opinión. Más me molesta a mí pagar para ir al cine y que me anuncien esta basura.

  • Montse

    Juan Manuel Mora explica muy bien -sin enfadarse- cómo a través de este tipo de películas se fomenta la intolerancia y la incomunicación. Ponen cerillitas, soplan las brasas y luego se extrañan hipócritamente cuando ven el incendio.

  • Es lo mismo que hicieron en los año 30. Primero lanzaban entre las masas mentiras como que las monjas repartían caramelos envenenados entre los niños, y cuando los suyos quemaban conventos e iglesias, entonces decían que eran cosas de “incontrolados”. Son así de sinvergüenzas.

  • Me parece muy bien lo que dice Juan Manuel Mora en la cita de Motse y me parece de perlas lo que dice Elentir. Yo he decidido por mi parte dejar a los lectores de mi blog ayunos de referencia al asunto. Me viene a la memoria aquella crítica cinematográfica en algún periódico estadounidense (quizá sea una vieja leyenda urbana): decía así aquella crítica: “Se ha estrenado la película “Tal y Cual”. ¿Por que?” Un cordial saludo.

  • Montse

    Ja, la verdad es que tienes razón. Siempre me entra la duda de si es mejor no dar un cuarto al pregonero pero ayer por la noche, entre el Telediario de la noche en TVE y El Tiempo (máxima audiencia) pusieron el trailer de la película: “TVE con el mejor cine español”, remataba la locución tras ver el engendro. Y, claro, me di cuenta de que ante TVE, con mi dinero también, este blog se puede permitir dar cuartos al pregonero porque el pregonero es un tipo bien gordo y provisto de un megáfono que actúa con dinero público. Es injusto.

  • Sobre la película, basada en la vida de Alexia González Barros, que se estrena este viernes, os recomiendo leer

    A) los comunicados de la familia:
    Fesser en “Camino” se sirve de Alexia González Barros
    “Camino” de Javier Fesser carece de la autorización de la familia de Alexia González Barros

    B) la carta abierta de uno de los hermanos de Alexia a Javier Fesser: Carta abierta a Javier Fesser: grave e injusto error demencial

    C) Comunicados de la oficina de información del Opus Dei:
    Ante el estreno de la Película “Camino” (14.oct.08): una mirada teñida de prejuicio negativo, un cuadro falso y distorsionado
    Caminos de concordia (13.oct.08): el Código da Vinci de Fesser no fomenta la tolerancia
    Acerca de la película “Camino” (27.sep.08): es una radiografía falsa y manipulada

    Todo esto en http://www.opusdeialdia.org/camino-de-fesser-y-alexia-gonzalez-barros.html

  • Un abrazo para Antonio, Montse, JJ y Javier.

    La película quizá tenga algo más de audiencia de la que cabía esperarse, gracias a la polémica. Me da la impresión de que TVE (que ha puesto nuestro dinero para hacer esta película), Fesser, Prisa y demás desean que haya polémica, a ver si de ese modo la gente va al cine. El cine español suele ser un bodrio infumable que no justifica los 6 ó 7 euros de la entrada, las dificultades de aparcar, el pesado de la fila de enfrente que es demasiado alto…
    Mi consejo al cine español es que empiece a hacer cine y deje de hacer propaganda ideológica. A lo mejor, de ese modo, consiguen ser rentables.

    Me llama la atención que los “intelectuales comprometidos” critiquen la colaboración económica de Telemadrid en la película de Garci, pero aplaudan la colaboración de TVE en la de Fesser.
    Ya lo decía Ortega, el mayor peligro es el Estado, sobre todo cuando dispone de nuestro dinero.

    JJ, ¿te parece correcto haber hecho una película sobre un sufrimiento real de una familia, sin haber pedido permiso a la familia? Casi toda la familia de Alexia sigue viva.
    Por otro lado, Fesser dice que se ha basado en un libro que leyó hace años. ¿Por qué entones introduce cosas que no aparecen en el libro ni en las referencias existentes?
    En realidad, coincido con Juanjo, aunque no está de más inspeccionar un poquito la escasa deontología que ha mostrado Fesser, así como su desconocimiento de epistemología y sentido solidario.

  • pepbou

    Es una película y punto. Si no os gusta no vayais a verla. Nadie os lo ordena. El estado subvenciona muchas películas al año con nuestro dinero y unas seran mejores y otras peores. También subvencionan corridas de toros y los que amamos a los animales nos tenemos que aguantar. Eso es democracia y eso es libertad de expresión.

    El hermano de Alexia que se calle y que no vaya al cine si no quiere. Ya tuvo oportunidad de ayudar al director a documentarse previamente a la película y no quiso ni contestar. La niña de la película se llama Camino, y la pelicula solo está inspirada por su vida. En cualquier caso la niña ya era famosa antes de hacerse la película. Tenía hasta una página web para promover su beatificación. Nadie hace mofa de la niña en la película. Es más, esta la retrata como una heroína. Que su madre o los médicos del opus, o el opus mismo no quedan bien parados??? eso es lo único que os molesta. La niña os da igual. Siempre es así. Quizá esta película haga justicia a Alexia. Más justicia que beatificarla o canonizarla. Una “sagrada distinción” que está manchada desde que vuestro Escrivá participase de ello en tiempo record pasando por encima de testimonios contrarios que no fueron admitidos.

    Que importa si la gente aplaudió o no cuando la pequeña dio su último suspiro. El opus si que aplaude cada vez que consigue imponerse un peldaño más sobre el resto de los católicos, a los que tratan como ajenos, mientras se aseguran su sitio en el Vaticano a la sombra del Papa de turno, tratando de meterle la mano por la nuca cual muñeco de ventrilocuo. El opus aplaude cada vez que consiguen frenar la salida de uno de los suyos mediante tratamientos de pastillas prescritas por los psicologos de la obra. Aplaude cada vez que consiguen que un niño o una niña de papa salte de un colegio del opus a uno de sus clubs (para hacer deporte si es chico, para pintar o tomar el te si es chica). Aplauden cuando consiguen que sus numerarios les llamen familia mientras se refieren a sus padres biológicos como “familia de sangre” y permanecen las navidades en sus colegios mayores sin poder volver junto a esa sangre que tanto odiais excepto para sacarles el dinero.

    Entren en (editado por la dueña del blog) , ahi seguirán leyendo mentiras como las de Fesser. Pero cientos de ellas, miles. Tantas que les costará trabajo seguir afirmando que lo son.

  • Montse

    Pepbou, estás muy equivocado. Nadie ha pedido que se retire la película, ahí está para quien la quiera ver con el respaldo de millones de euros de su productora y el apoyo del Estado, además de los medios de comunicación más poderosos del país.
    Lo que faltaba es que no pudiéramos decir la verdad sobre las falsedades de la película y que los directamente aludidos -su familia- tuvieran que callar.
    Y lo demás, tus imputaciones paranoicas sobre el Opus Dei… en fin, abre los ojos.
    He eliminado el enlace que pones porque me consta que es un sitio web en donde sólo se puede publicar si arremetes contra el Opus Dei y no estoy dispuesta a someterme al spam de sitios falsos.

  • silvia

    He visto Camino de Fesser, un dramón hospitalario de dos horas y media que manipula y cambia de sentido la vida de Alexia Gonzalez Barros, una chica que está en proceso de canonización

    Fesser se ha aprovechado de la tragedia familiar de los González Barros y ha maltratado sin piedad la figura de la madre de Alexia, una madre ya fallecida, buena y comprensiva, que perdió a tres hijos, mostrándola como una fanática; y ha cambiando el sentido de la vida del padre -pintándolo como un incrédulo, cuando no lo era- y de la hermana (una mujer con dos carreras universitarias a la que presenta como una tontorrona) sin consultarles nada a los hermanos de Alexia hasta que la película ha estado acabada.

    Triste, ¿no?

    Dan mucha luz sobre este affaire las dos cartas abiertas que le han enviado a Fesser los hermanos de Alexia en http://www.alexiagb.org

    Os aconsejo leerlas para entender bien esta película

  • pepbou

    “Pepbou, estás muy equivocado. Nadie ha pedido que se retire la película”…

    Y quien ha dicho que quien ha pedio que se retire…???? De que hablas? Creo que hablo con claridad meridiana. No se quien será la paranóica. Si ni siquiera puedes entender un texto escrito como vas a entender una película.

    Elimina lo que quieras. Debajo hay otro enlace a la página de Alexia. Pero claro, ese si es digno. El que yo puesto no. Ese solo es SPAM. Haz lo que te de la gana. Pero no insultes a cientos de personas que dieron muchos años de su vida al Opus y que hoy se arrepienten. Cientos de personas de todo el mundo que usan una web para prevenirnos a los demás mientras que experimentan la catarsis de echar fuera todo el daño que les han hecho.

    No solo se puede publicar si arremetes contra el Opus Dei. No es un sitio contra el Opus Dei, aunque haya más críticas que aplausos. A ti que te va a constar? si ni siquiera te atreves a que aparezca el vínculo. Deja que tus lectores lo lean y comprueben por si mismos si es verdad lo que dices… No ves que te pones en evidencia?

    En fin, tu misma.

  • “pepbou”, he visto alguna de esas webs de “ex opus” y están repletas de testimonios falsos.
    Tengo personas muy allegadas a mí (absolutamente allegadas, completamente allegadas) que han sido numerarias o numerarios del Opus Dei. Y conozco muchas personas (quizá más de quinientas) que son del Opus Dei (yo no). De modo que sé muy bien como es la institución. Y no encierran a nadie en la Clínica Universitaria, para evitar que la gente se salga del Opus Dei.
    En la Clínica hay una planta de psiquiatría, lo mismo que en todos los hospitales y clínicas con cierto nivel. Un amigo mío estuvo ingresado allí (no era ni es de la Obra, ni había sido). Y estuvo allí ingresado y medicado, lo mismo que otras personas en otros sitios; porque se le había ido la olla. Un vecino mío (que no tiene nada que ver con el Opus Dei) murió asesinado en el portal, por un esquizofrénico (que tampoco tenía nada que ver con el Opus Dei). Si el esquizofrénico hubiera estado ingresado (en el hospital o clínica que le correspondiera), no hubiera asesinado a nadie.

    Fesser dice que se ha documentado para la película con testimonios de algunos rebotados ex-opus dei. Y por eso cuenta trolas. Dice cosas tan absurdas como que las numerarias del Opus Dei están sometidas a los hombres (cuando la realidad es que hacen lo que les da la gana, como cualquier soltera), y que llevan piedrecitas en los zapatos. Otra chorrada. No sé cuántas ex-numerarias conoces; yo conozco suficientes (y tengo mucha intimidad con ellas) como para saber que eso son mentiras.

  • pepbou

    ¿Que sentido tiene que personas que se han ido del opus publiquen sus testimonios (falsos según vosotros) en una web? ¿Porque lo hacen? dadme una explicación, por favor.

    Aqui solo es falso lo que vosotros decís que es falso. Porque no poneis el link y que la gente juzque lo que es falso y lo que no lo es?? Tu conoces muchas personas que son del opus dei, yo conozco a otras tantas que FUERON del opus dei y en buena hora se fueron. Sin embargo tu alegremente acusas de falso a quien no conoces. Simplemente son testimonios enfrentados. Por que dejaron de ser numerarios y numerarias tus personas allegadas??? me lo explicas??

    Ah, en cuanto a lo de las numerarias… no parece que Gloria esté sometida a Mariano en la película. Aunque claro, tampoco ella es numeraria. Sin embargo la hija mayor es numeraria auxiliar. Esas tampoco están sometidas, cuando llevan años trabajando en los centros y algunas no tienen ni seguridad social…

    “…Ellas no hace falta que sean sabias, basta con que sean discretas” No es una máxima del libro Camino de Escribá??? o también me dirás que esta perla es otra mentira de Fesser…?

    No olvides una cosa, Jose María: Si tu no eres del opus, por muy allegado que estés a esas personas no tienes ni idea de como es el opus. Al igual que yo. Estamos en igualdad de condiciones. Así que no llames FALSO tan alegremente a la gente.

  • “pepbou”, repito que conozco cientos de personas que son del Opus Dei y cientos que HAN sido del Opus Dei. Y tengo mucha confianza con bastantes como para saberlo todo. Mis personas allegadas (pareja, hermanos, etc.) no me ocultan nada, no tienen secretos conmigo; los que son/han sido de la Obra me lo cuentan todo. Por eso sé que todas esas patochadas que se cuentan son trolas.

    Lo de las numerarias auxiliares es falso: son personas que cobran un sueldo por un trabajo que hacen. Yo soy autónomo y me pago mi seguridad social, y no considero que mis clientes sean unos desalmados. Además, ellas trabajan junto a otras mujeres que no son del Opus Dei. En muchos centros, las personas que llevan la administración son 50% numerarias auxiliares (con una buena formación en el ramo, por cierto) y 50% personas que no son del Opus Dei. Cobran por un trabajo digno, como cualquier otra persona que limpia y plancha en casa ajena.
    Por cierto. En la película se dice que la hermana de Alexia es tonta del bote. Lo cierto es que la hermana de Alexia tenía dos carreras y un doctorado en Harvard. Y no era numeraria auxiliar.

    Las personas que yo conozco que dejaron el Opus Dei lo hicieron por motivos diversos. Lo mismo que yo he dejado empresas o relaciones de pareja. La cosa no funciona, pero se deja en buen plan y con cariño hacia la otra parte.
    Las webs que tú consultas están llenas de tergiversaciones de personas rebotadas, de personas que se han ido del Opus Dei cabreadas y, en algunos casos, con muy mala leche. Por ejemplo, Enric Sopena.

    “Ellas no hace falta que sean sabias, basta con que sean discretas”.
    La cita es incompleta. Esta es la cita completa:
    “Si queréis entregaros a Dios en el mundo, antes que sabios —ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas— habéis de ser espirituales, muy unidos al Señor por la oración: habéis de llevar un manto invisible que cubra todos y cada uno de vuestros sentidos y potencias: orar, orar y orar; expiar, expiar y expiar.”
    Punto 946 de Camino
    http://www.escrivaobras.org/book/camino-punto-946.htm

    Está diciendo que no hace falta ser sabio, sino espiritual. La cita puede entenderse en sentido contrario: un hombre necesita ser sabio para estar al nivel de una mujer discreta.

    Por cierto, es “Escrivá”, no “Escribá”, aunque el párroco que lo bautizó anotó el apellido mal (con b).

  • pepbou

    Tu pareja y tus hermanos son del Opus?? ah, ok, acabáramos… vale lo de la web (editado) es todo mentira cochina. Tenías que haber empezao por ahí.

    Ironías a parte, de nuevo reitero: si no has estao en el opus, tu no sabes nada. Tu solo sabes lo que dicen tu mujer y tus hermanos. Y no tienes autoridad moral para decir lo que es falso y lo que no lo es.

    En la película no se habla de la hermana de Alexia, ni de Alexia. Se habla de Nuria y de Camino que son personajes de ficción. De todas formas conozco a algunos tontos del bote con dos carreras. Las ganas de amargarse la vida no tienen nada que ver con la capacidad para los estudios.

    La explicación de la máxima de “Camino”… bien puedes darle las vueltas que quieras. Pero San José María escribía con bastante claridad (al menos esa virtud se la reconozco) y sus máximas no son ambiguas en cuanto a interpretaciones. Completando la máxima se entiende exactamente lo mismo: “Las mujeres a callar la boca y que no lean mucho, que no hace puñetera falta”.

    Siento la falta de ortografía. Si quieres puedo añadirle también el “de” Escrivá y el “y” Balaguer, como a él tanto le gustaba.

  • Pedro Pablo

    Bueno, como yo sí que he sido del Opus Dei, creo que puedo hablar…
    La relación de pertenencia al Opus Dei, por su naturaleza trascendental y religiosa, es una de las más fuertes que puede tener una persona, prácticamente al mismo nivel que el de una pareja (de ahí que se llame familia).
    Lo que ocurre es que, como cuando se rompe un matrimonio o una relación de pareja -lo que no deja de ser una tragedia personal- las personas pueden reaccionar de muchas maneras: están los que lo aceptan tranquilamente, convencidos de que es lo mejor que podía ocurrir; los que se sienten liberados; los que se sienten abatidos; y también, los que reflejan su rabia arremetiendo contra la pareja, incapaces de reconocer en ellos mismos tanta culpa como en la otra parte.
    Toda pertenencia al Opus Dei es voluntaria, así como la entrada, lo que no quiere decir que no puedan estar influenciadas por otras personas, para bien o para mal. Quienes tienen poco carácter dejan que sus vidas sean más influidas por el exterior, y ese exterior, cuando eres del Opus Dei, es el entorno del Opus Dei, principalmente; suele ocurrir que esa falta de carácter les arrastra a llevar una vida que no quieren sin ni siquiera manifestarlo, hasta que llega un día que estallan de pura infelicidad. Ese día le echan la culpa a los demás de todos sus males (en especial al Opus Dei), sin ser conscientes de que el principal culpable del problema fue su falta de carácter para decir que querían abandonar el Opus. Yo, y muchos otros que conozco, lo hicimos sin problema (lo que no quita para que sea un momento difícil, porque se rompe una relación muy intensa). Pero también conozco otros que salieron literalmente, explotando. La mayor parte de estos últimos sigue teniendo las mismas dificultades de carácter (se fueron a los excesos del lado opuesto mal influidos por otras personas); afortunadamente, otros llevan vidas bastante normales, aunque algo sobradas de resentimiento.
    El Opus Dei tiene muchas cosas que mejorar (por algo me salí, claro), pero sobre todo tiene muchas cosas que se pueden no compartir, como su organización, su forma de vida, su forma de expresar la religiosidad y la oración, etc… Pero el no compartir esas cosas, por raras o poco naturales que a uno le parezcan, no creo que sea suficiente para ponerse a rajar, atacando las personas y sus creencias sólo porque no se comparte la forma. Basta con no vivir así, y dedicarse a buscar la felicidad en otro sitio.

    La actitud más sana es la más positiva. Si alguna de tus experiencias en tu vida no te ha gustado, no te quedes rumiando ese fracaso y pasa a la siguiente. Yo no tengo problema en hablar públicamente de las cosas del Opus Dei que no me gustan, pero cuando se hace de la forma en que se hace en estos sitios, con tanta rabia, es porque dentro de uno mismo quedan muchas cosas que resolver.

    Somos libres, y somos los últimos responsables de nuestras vidas. La CULPA es siempre nuestra.

  • La argumentación de “pepbou” es tramposa. Según él, nada de lo que dices vale, a no ser que hayas estado en la Obra y hayas salido rebotado, o no hayas estado en la Obra (parece el caso de “pepbou”) pero pones a parir esta institución.
    Si mi caso fuera el de alguien que estuvo (por ejemplo) nueve años en la Obra, tampoco le valdría a “pepbou”. Si mi caso fuera el de un chaval que fue aspirante a numerario durante dos años (por poner otro ejemplo), e incluso llegó a vivir en un centro de la Obra, tampoco le valdría a “pepbou”.
    Te puedo describir con pelos y señales todo el horario de un día en un centro de numerarios. Me sé los nombres de todas las publicaciones internas y de sus oraciones. Yo sé lo que es el Opus Dei; no es una secta con dos caras. No es un sitio en que, al cerrarse las puertas, empiezan a montarse orgías y sodomizar a las numerarias auxiliares. No. Es un sitio que puedes conocer del todo, si quieres y te acercas. Si sólo hablas con los rebotados, no sabrás nada de nada.

    Yo no escribo aquí para dar detalles personales acerca de si mi pareja es o no del Opus Dei o estuvo o no en el Opus Dei. No tengo que basar mis argumentos en eso. Ni tampoco tengo que decir si yo he estado o no en la Obra. Es una cuestión íntima. Bastante he dicho al señalar que no pertenezco a la Obra, pero que conozco (he conocido) a cientos de miembros del Opus Dei. Algunos siguen y otros se han ido. Algunos son gente fantástica y otros son idiotas. Algunos se han salido queriendo mucho a la Obra, y otros han salido rebotados (los menos).

    Me llama la atención que a “pepbou” no le valgan los casos de personas que son felices en el Opus Dei (serían igual de felices fuera del Opus Dei, porque la felicidad la da Dios, sean cuáles sean sus medios). “pepbou” sólo da credibilidad a las personas que odian el Opus Dei.
    Además, ahora resulta que la película de Fesser no hace referencia a Alexia… Ya, claro, antes decía lo contrario.

    Por cierto, Fesser demostró una completa falta de ética, al preterir a la familia y sus sentimientos. Los hermanos de Alexia no están obligados a colaborar con alguien que ni siquiera muestra fidelidad por las tres biografías que existen de ella. Pero Fesser sí que estaba obligado a hacer algo que no ha hecho: omitir todas las referencias a Alexia en la película. Empezando por su mención explícita, y por similitudes de sucesos en la trama.

    Comparto gran parte de lo que dice Pedro Pablo. Aunque, por supuesto, hay algunas personas que salen rebotadas porque las han tratado mal. El Opus Dei, en tanto que entidad humana, tiene las imperfecciones de sus miembros. A mí hay alguna gente de la Obra me toca mucho las narices, como Pilar Urbano. Eso sí, la mayor parte de gente que conozco de la Obra son buenas personas. Cinco de las seis mejores personas que he conocido son de la Obra. El sexto es agnóstico.

    Pero lo normal es que uno entra o se marcha del Opus Dei porque le da la gana. Y en buen plan. El que sale rebotado (por lo general) en realidad está rebotado consigo mismo, y no se ha enterado de nada. Y la muestra está en que los rebotados dejan le fe, se apartan de Dios. Creen que han perdido el tiempo en el Opus Dei. Es una mirada mezquina. Si no te enteras de que el Opus Dei es un medio para acercarte a Dios y querer a los demás, no te has enterado de nada. Si no es el medio que mejor se adapta a ti, entonces no es lo tuyo. Aunque puedes compartir cosas y tener cariño a la Obra.
    La Iglesia es un camino donde cabe mucha gente (Comunión y Liberación, Opus Dei, Compañía de Jesús, Adoración Nocturna, etc.) y donde lo importante es que cada uno esté a gusto.

    Yo tengo bastantes defectos (no voy a enumerarlos), pero no soy rencoroso. Soy de los que sueltan las cosas en el momento, no me las guardo. Prefiero decir las cosas a la primera y no estar toda la vida “rumiando”, como dice Pedro Pablo. Por eso no guardo mal recuerdo de nada de lo que he hecho en mi vida. Cuando me han despedido de una empresa o he salido de una relación de pareja, he vivido momentos difíciles. Pero me quedo con lo bueno de esa empresa o esa relación, porque sé que me ha servido de mucho, que he mejorado como persona.
    Uno puede querer muchísimo a quien más le ha hecho sufrir.

    Repito que comparto lo que dice Pedro Pablo. No soy budista, pero trato de conocer y comprender el budismo y respetar a los budistas. No me atrae el Camino Neocatecumenal, pero me interesa conocer su espiritualidad, porque así podré conocer mejor a las personas de estas institución y saber qué sienten.

  • Montse

    Hubiera sido interesante que la discusión hubiera ido por un derrotero más constructivo, por ejemplo, que la ficción debe respetar los pactos de lectura, que la mezcla entre realidad y ficción es uno de los recursos más utilizados por la propaganda y que mentir es simplemente decir lo contrario de lo que se piensa con ánimo de engañar. La labor de documentación -si la hubo- de Fesser ha sido patética. Soy del Opus Dei y jamás se me ha ocurrido meterme piedritas en los zapatos para mortificarme, es más, es la típica cosa que no hará nadie del Opus Dei, simplemente porque es algo artificioso, cuando la vida nos da miles de ocasiones de sacrificarnos por los demás y por Dios. Por ejemplo, levantarse por la mañana, sonreír y escuchar a los inoportunos, levantarse para dejarle el sitio a alguien, preparar las clases, no protestar por la comida que no nos gusta, ni por el frío, la lluvia o el calor… como para ponerse piedrecitas, por Dios.Lo que a Alexia le tocó sufrir fue un sufrimiento grande y lo sufrió ejemplarmente, por lo que dicen quienes estaban a su lado en aquellos momentos. Alexia no quería morirse ni el dolor, a no ser que no se pudiera evitar. Si estás mínimamente familiarizado con el evangelio, esa actitud de Alexia te recordará a la de Jesucristo en el Huerto de los Olivos: “Padre, si es posible, aparta de mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya”. Un misterio grande, que la Redención se haya realizado a través de la Cruz y que cada cristiano deba identificarse con su Redentor a través de la Cruz. Sean cruces pequeñitas, como las mías, o grandes como las de tanta gente que sufre en silencio y con alegría, historias que son una tradición secular en la Iglesia. Sólo hay que acudir a la heróica enfermedad y muerte de santa Teresita y de tantos santos canonizados o no.

  • Por cierto, sobre las mujeres: San Josemaría, en una anotación para su uso exclusivamente personal, se hacía la pregunta de si debía intentar hacer carrera académica, tras el doctorado, conseguir una cátedra y dedicarse al estudio. Él mismo se dice a sí mismo que no:

    “Dos caminos se presentan: que yo estudie, gane una cátedra y me haga sabio. Todo esto me gustaría y lo veo factible. Segundo: que sacrifique mi ambición, y aún el noble deseo de saber, conformándome con ser discreto, no ignorante. Mi camino es el segundo: Dios me quiere santo, y me quiere para su Obra”.

    En ese sentido está utilizado el término discreto que se aplica a sí mismo, de modo que no hay menosprecio ni, como él mismo señala, se trata ni de callarse ni de ser ignorante.
    En segundo lugar, como cualquier ser humano, era hijo de su tiempo y tenía ojos para ver la realidad. Cuando escribe Camino, en los años 30, las universitarias españolas eran una minoría muy minoritaria (“Al final de la dictadura de Primo de Rivera, en 1930, las universitarias españolas representaban el 5% del total” http://www.aceprensa.com/articulos/1998/aug/26/evoluci-n-de-la-presencia-de-la-mujer-en-la-univer/) y él está explicando los rasgos de la espiritualidad del Opus Dei en ese momento. En la edición histórico crítica de Camino se explica bien el contexto de este escrito, si lo encuentro y tengo ocasión pongo aquí lo que se dice al respecto.

  • Montse, me ha gustado mucho la cita.
    Quizás la discusión debería ir por la corriente laicista (que no laica) que contamina buena parte del cine español. Sobre esto ha escrito el Prof. Caparrós para CinemaNet:

    http://www.cinemanet.info/index.php?option=com_content&task=view&id=448&Itemid=97

    un abrazo, pepbou te deseo mucha paz :-) y saludos especiales a José María que no había visto en acción,

    Jorge

  • pepbou

    Jose María, mi argumentación es tramposa, aunque no expliques porqué. La tuya es buena porque te sabes los nombres de todas las publicaciones del Opus. No tengo nada más que dialogar contigo, pero de todas formas fue un placer.

    Pedro Pablo, está claro que tu eres una persona de caracter y que no se te ha privado de tu propia voluntad en los años que has estado en el opus. Pero no todo el mundo es tan fuerte como tú y resulta vano pretender que así lo fuese. Hay personas que pueden resistir un lavado de cerebro progresivo, igual que hay personas que pueden saltarse un detector de mentiras. Pero pretender que todos puedan hacerlo es un fallo en el que a menudo incurren la gente que no tiene conciencia de su propia excepcionalidad. Ahora bien, decir que cada cual tiene lo que quiere tener y el que sale de allí explotado, sumido en una depresión y con un sentimiento de culpa enorme porque se ha condenado y ha tracionado a Dios y a todas las buenas personas que existen dentro del Opus (que las hay, sin duda)… trivializar ese sentimiento es de cierta crueldad y poca sensibilidad. Decir “a nadie se le apunta con una pistola para que siga en el opus” es simplemente una frivolidad. Muchos numerarios son vinculados al opus mediante los clubs juveniles y las convivencias desde su infancia… No se puede pretender que esas personas mantengan la misma perspectiva sobre su propia libertad que la que tiene un tío que pito con 20 años y que conocía al opus desde que entró en la universidad. No se puede pretender que una chica que dejó su pueblo y cuya única formación versa sobre hostelería y encima se la aportó la obra, tenga la misma entereza que tú ante la opción de coger la puerta…

    Pero no solo están los sentimientos… Y no es solo del propio estado emocional con el que salen de lo que muchos ex-opus se quejan. Hay cosas que son punibles desde toda ética, y que si no lo son legalmente es porque la obra siempre se cuida de tenerlo todo “atado y bien atado”…

    Monse, puede que Camino se escribiera en los años 30, pero si lo escribió José María Escrivá (lo digo porque igual también lo escribió Dios de su puño y letra) el libro es susceptible de actualizarse reedición tras reedición, y aunque está claro que nadie en la obra osaría modificar nada de lo que escribió “el Padre”, el desde luego si que tuvo muchos años para hacerlo… La discrección se le demanda a todos en el opus, a los hombres y a las mujeres. La diferencia es que “ellas no hace falta que sean sabias”… puedes darle las vueltas que quieras, pero fue claro y tajante, como buen aragonés.

    No escribiré más en este blog. Pero os agradezco el espacio y os deseo que seais felices en vuestro camino a la santidad, mientras que censurais las referencias de los demás. Yo simplemente seguiré esperando que mi hermano venga por fin esta nochebuena a comer a casa de su “familia de sangre” o al menos el 31 de diciembre.

  • Montse

    Escribe cuando quieras pepbou. El término “discreto” no se refiere a callado sino a cultura discreta: ni ignorante ni sabio. Encontré ayer un ejemplar de la edición histórico crítica y te transcribo algo para que veas que lo que a ti se te ocurre sobre esa afirmación de Camino también se le ocurrió a otra gente y cómo lo explicó san Josemaría:

    Le preguntan en 1972 unas mujeres y contesta:
    “Cuando yo escribía eso tenía muy presente el ambiente de la universidad en el mundo. No lo cambio, quedará así, pero en este momento os debo una explicación: yo no tuve más que una condiscípula que era pariente mía, por cierto, era la única que había en la Universidad, en la Facultad de Derecho. Y había otra en Medicina [...] No se comprendía en aquella época”.
    También se añade lo que dice D. Alvaro, sucesor de san Josemaría en el gobierno del Opus Dei: “Al leer nuestro Padre estas líneas, conmigo, comentó sonriendo: “Que me perdonen mis hijas, ahora que tengo no pocas sabias, esparcidas por el mundo”.

    Jorge, muy interesante el enlace que pones.

  • Flipante la carta de Fesser. Ahora resulta que documentarse sobre el Opus Dei escuchando sólo a los rebotados más delirantes es un “tratamiento objetivo”. Ahora resulta que todos los familiares de Alexia están equivocados y sólo Fesser respresenta a la “verdadera Alexia”.
    Es algo tan paranoico y pretencioso que lo podría haber escrito Goebbels.

    “pepbou”, si tu hermano no va a tu casa, es porque no le da la gana. Uno de mis mejores amigos numerarios come todos los sábados con su madre. Porque le da la gana.

  • Uhm, matizo.
    “pepbou”, si tu hermano no va a tu casa, lo más probable sea que no le da la gana.
    Conozco bastantes casos de numerarios que pasan mucho tiempo con sus familias. Numerarios que durante un tiempo dejan de vivir en su centro, para atender a sus padres.
    Y también conozco casos de numerarios (y no numerarios) que se olvidan de sus familias, una vez que dejan “el nido”.

    Otro tema. ¿Por qué hablar del Opus Dei siempre es hablar de los numerarios? La mayoría de los miembros de la Obra son supernumerarios…

  • Dionisio Escarabajal

    Fui numerario del Opus Dei y aún recuerdo el impacto que causó en mis padres el hecho de que mi director espiritual pretendiera que no durmiera en “casa de mis padres” en la única que visita que iba a realizar ese año para verlos. Y todo porque, desde el punto de vista del Opus Dei, unos padres que no estén cercanos a la Obra -los míos no se oponían a que yo estuviera en ella- son el principal peligro para la vocación.Tenía entonces diecisiete años y estudiaba en Pamplona.

    Decir eso, que acabo de leer, de ““pepbou”, si tu hermano no va a tu casa, lo más probable sea que no le da la gana” solo me demuestra que,en contra de lo me dicen algunos amigos que están cercanos a la Obra hoy en día, no solo la institución no ha cambiado en estos años sino que aún sigue produciendo personajes crueles y siniestros como los que yo conocí y como el que suscribe esa miserable afirmación.

    En cuanto a la película de Fesser, creo que es edificante y emocionante. No sé por qué la familia se ha puesto tan radicalmente en contra. A mí me ha inducido inmediatamene a visitar la web de Alexia y a querer conocer la historia de esa niña maravillosa.

    Doy fe de que el retrato que hace del Opus Dei, excepto en algunos detalles nimios, corresponde con exactitud extrema al perfil, actitudes y forma de razonar de algunos de los miembros numerarios con los que yo conviví durante años.

  • No es fácil que un asunto tan vital como éste tome en Internet, siquiera en uno de sus lugares más acogedores, dialogantes y pacíficos, como es InternetPolítica (que no es precisamente un fangal racional de tipo erístico o relativista), tome esos “derroteros más constructivos” que señalabas más atrás. Mencionabas en concreto “que la ficción debe respetar los pactos de lectura, que la mezcla entre realidad y ficción es uno de los recursos más utilizados por la propaganda y que mentir es simplemente decir lo contrario de lo que se piensa con ánimo de engañar”.

    Es posible que haya por ahí alguien interesado por el asunto de las relaciones entre la ficción y la historia, en el sentido de la Poética de Aristóteles (“la poesía es más filosófica y más elevada que la historia, pues la poesía dice más lo universal, mientras que la
    historia es sobre lo particular”). Puedo ofrecer un texto más bien académico (Ficción y verdad práctica: entre lo verosímil y lo necesario), en el que discutía con Stephen Halliwell sobre un punto esencial de la ficción (su “universalidad”) para que realmente una obra pueda ser considerada poética, es decir, una obra genuina del arte narrativo y dramático, sea literario, escénico o cinematográfico. Y no, por ejemplo, un recurso de propaganda… El arte de ofrecer representaciones (“totalidades rápidas y esenciales”) de la vida es muy exigente a la hora de llamar “poética” a una obra, y de establecer diferencias claras respecto de la historia (también genuina en el tratar de singularidades). Otra cosa es el batiburrillo que no resulta ni artístico-poético ni histórico. Quizá es sólo apto para sacar unos dineros al espectador con ganas de escandalizarse, al servicio de quienes, con sus dineros, saben que montan un escándalo en torno a una realidad trascendente (el sentido de la santidad en la Iglesia) que quizá desconocen y quizá no saben que no cabe en sus moldes ideológicos inmanentes o intrascendentes. Y -al forzar la realidad, que es muy refractaria a a la ignorancia y a los prejuicios ideológicos, cientifistas, crematísticos, etc. que intentan tapar esa misma ignoracia- se encuentran siendo, probablemente sin quererlo, unos seguidores actuales del viejo sofista Gorgias de Leontino. Aquel que pensaba que, puesto que la realidad no existe en realidad (!), las cosas serán según lo que diga quien logre vencer a los demás con su uso del lenguaje. Prepotente y subvencionado desde el poder político, al que de paso se sirve, casi servilmente para que nos dé (o porque nos da) el uso de la palabra, si es el caso.

    De todos modos, además de la cuestión de los “pactos de lectura”, llama la atención la inquina contra el cristianismo, de un tiempo a esta parte.

    Un cordial saludo, con excusas por la extensión.

  • Montse

    Mil gracias, JJ. Puse el vídeo del hermano de Alexia porque se le ve una persona tan normal, habla con tanto cariño y simpatía de su hermana tan ajena a eso que dibuja la película Camino que quizá alguien se cuestione si lo dibujado por el director tiene algo que ver con la realidad. La verdad padece pero no perece, decía Santa Teresa, pero a veces padece muy malamente. Estuve leyendo un libro estos días de un debate del entonces cardenal Ratzinger con Flores d’Arcais y antes viene un texto del actual Papa en el que dice que el mal de la época es el desprecio de la verdad.
    Lo central en este caso es que un problema familiar doloroso se difunde en forma de mentira, ofensiva para la niña y para su familia, ofensiva para las creencias de la niña y su familia. El resto es anécdota, es un profundo desprecio por la verdad.
    Gracias por tu comentario y el enlace en tu blog.

  • Nenúfar

    Qué nivel de discusión!, no os conocía y estoy maravillada de lo que decís unos y otros desde posiciones bastante tendenciosas, eso sí, pero sin rozar el insulto ni la agresión personal. Yo, pese a mis años, a haber estudiado en un colegio de la obra y a seguir manteniendo ciertos contactos, no tengo una opinión personal tan clara, y no por “tibieza” precisamente. Creo que, visto desde fuera, como espectador, el Opus tiene sus cosas buenas y sus cosas malas y en la actualidad, no pienso decantarme si no lo hice tiempo atrás de forma más personal y si tampoco lo hacen los que lo forman, que logran mantenerse en el oscurantismo disfrazado mágicamente de “discreccion”: que cada palo aguante vela, si lo que se pretende es “santificarse” dentro el mundo, supongo que debería admitirse con más flexibilidad y menos soberbia de la que prodigan los envites vitales que el resto del mundo, el formado por los que no tienen la “vocación” de ser como ellos, puedan proferir. Sino la vida de cartujo también tiene un sentido, es tan Iglesia católica como la que más y a todas luces, menos controvertida.
    Y respecto a la pelicula, que también vi, decir que me parece ficcionar sobre un hecho real, que para eso está la creacción artística en cualquiera de sus manifestaciones, los límites no están pactados previamente. Me parece bien que el director cite la fuente fundamental a la que ha acudido, la historia de Alexia, y hasta encuentro que dedicarle un “in memoriam” pueda interpretarse como un gesto de honradez de su parte, de lo que dudo es que sea de buen gusto puesto que despúes mezcla esa historia con otra completamente novelada y es perfectamente comprensible el sentimiento agraviado de la familia. Aunque por otra parte, el film y la publicidad puede favorecer que muchos conozcan un caso real que puede beneficiar a la larga la causa de la beatificación de la niña. En fín…

  • Yo tambien quisiera llegar a puerto como llegó Alexia.
    Con todo afecto y cariño

  • Estupendo video el del hermano de Alexia: un tipo (un señor) normal, que habla con normalidad de algo normal: la vida de su hermana, que tiene el carácter de una persona igualmente natural y normal, y, que por eso cobra sentido, dejando ver el alcance sobrenatural de la trascendencia de la vida de Alexia. Y eso se ve y se dice casi sin darle importancia, como algo normal, dando por supuesta la misma trascendencia abierta para su vida y para la vida de cualquier persona normal que le esté viendo hablar. Estupendo hermano de Alexia. Gracias por poner el video, que ayuda a poner los pies en tierra, haciendo verosímil lo que se sabe verdadero.

  • sac

    A mi Camino me gustó. Además estuvimos con Fesser en un coloquio sobre la película, recalcó que la niña de la película es un PERSONAJE DE FICCIÓN, y no Alexia. Tambien dijo que se inspiró en ella y durante el coloquio todos estuvieron muy bien, sin faltar el respeto a nadie, comentando los detalles que les preguntábamos, un señor del público que era oncólogo también le felicitó por la película, por lo fiel que era a la realidad y por como había tratado un tema tan delicado. La gente salió muy contenta y agradecida. Hay opiniones para todos los gustos. Ya que estoy recomiendo de Fesser su cortometrage “Binta y la gran idea”, de gran calidad no sólo por estar nominado en los Oscar 2007, sino porque es una bonita obra para revindicar el derecho a la educación de todos los niños y las niñas. Un saludo :)

  • Hay detalles de la película que resultan obscenos, como la mención a Alexia, que no murió en 2001, sino en 1985 (la oncología ha cambiado mucho en este tiempo), y que no murió con 11 años, sino con casi 15.
    El retrato del sacerdote del Opus Dei (que le casca una estampa de Josemaría Escivá) es una caricatura propia de propaganda, no de cine.

    Fesser ha realizado la campaña de marketing de la película, usando de manera espuria la memoria de Alexia, desoyendo las quejas de la familia, y deformando su personalidad hasta extremos inmorales. Encima Fesser tiene la poca vergüenza de decir que toda la familia de Alexia está equivocada.
    El comportamiento de Fesser está en las antípodas de la deontología y epistemología que una película excepcional llamada “Lorenzo’s oil” (El aceite de la vida). Hace cinco meses murió Lorenzo Odone, con 30 años. Su enfermedad y el coraje de su familia inspiraron la película que lleva su mismo nombre. Una película hecha desde el respeto a la familia. Todo lo contrario de lo que ha hecho Fesser.

    Fesser y Gomaespuma me han venido causando mala impresión desde hace quince años o más, sobre todo debido a su falta de respeto hacia las creencias católicas, y su sectarismo creciente.

  • Hablando del Opus Dei, hoy jueves 30 de octubre se ha cometido un atentado contra la Universidad de Navarra.
    Es un atentado contra la cultura, el pluralismo, la libertad. Y no es la primera vez.