La Santa Sede no quiere más sorpresas en internet

La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha contratado una sociedad noruega, la Meltwater, cuyo objetivo es “barrer” cada día las principales páginas web del mundo para controlar la información concerniente al Papa, la Iglesia y la Santa Sede.

Este sistema, que en realidad funciona desde hace un par de años, utiliza palabras clave en cinco idiomas: inglés, francés, español, alemán y portugués, que facilitan la búsqueda de noticias en los medios de comunicación internacionales sobre temas que, directa o indirectamente, tienen que ver con el trabajo desarrollado en la Sala Stampa.

Cada día llegan a la dirección de correo electrónico de los responsables de la oficina cientos de noticias –a veces más de mil– sobre temas muy variados. Para que el resultado sea eficaz es necesario hacer una selección de los eventos que merecen un seguimiento especial y desechar el resto. Esto supone una dedicación de varias horas al día, que en muchas ocasiones se ve recompensada, cuando se logran evitar o frenar en seco rumores o noticias infundadas sobre la institución y/o el jefe para el que se trabaja.