Es difícil estar más equivocada

Marisa Paredes afirma que el ‘No a la Guerra’ marcó la mala marcha del cine español | Cultura | elmundo.es

Paredes considera que el cine español “en estos momentos y más que nunca está en la picota”. A su juicio, aunque el problema guarda también relación con la distribución y la programación, ahora se vive “una situación que viene desde el ‘No a la guerra'”.

Precisamente, durante el mandato de Paredes al frente de la Academia de Cine, en la gala de los Premios Goya de 2003 (organizada por la compañía de teatro Animalario) una parte importante del mundo de la cinematografía española lanzó un sonoro grito de oposición a la Guerra de Irak.

Se enarboló entonces una bandera que encontró su eco en multitudinarias manifestaciones pacifistas en las que la gente recogió el testigo del ‘No a la guerra’.

Marisa, qué risa. Éramos millones los que estábamos en contra de la guerra de Irak. Lo que molesta, lo que fastidia, lo que os hace odiosos es que sólo estuvierais en contra de la guerra cuando la apoyaban Aznar y Bush, lo que os convierte en hipócritas es que culturacontralaguerra despareciera en cuanto despareció el Gobierno Aznar: objetivo cumplido, ¿no? Vuestra última hazaña, y por eso sois recordados, fue movilizar a la gente ante la sede del PP el 13 de marzo. Y eso sí que fue lo que selló vuestra tumba. Lágrimas de cocodrilo, Marisa, sois así, inadaptados para la honestidad intelectual, llenos de prejuicios sectarios, expatriados de la verdad, sólo atentos a vuestras corazonadas ideológicas, pensando que estáis desempeñando un papel trascendente en la cultura cuando sólo os estáis vengando de vuestros enemigos personales.

Y la gente no va a ver vuestro cine porque es malo.

10 pensado en “Es difícil estar más equivocada

  1. Y la gente no va a ver vuestro cine porque es malo.

    Evidentemente. O porque no gusta. Que, en el caso de un negocio de entretenimiento (como el cine), es lo mismo que ser malo.

    El cine es el único negocio en el que la culpa es siempre del cliente, al parecer…

  2. Tambien tiene que ver con la campaña “Hay Motivo” poniendo a parir el ultimo gobierno de Aznar por los motivos mas estupidos-sobre todo teniendo en cuenta que jamas hariaia algo similar con un gobierno de zp-y con la campaña de la “alegria” de las ultimas elecciones en apoyo a zp.
    Sobre todo tiene que ver como, ya sea por la derecha -Garci o Boadella- o por la izquierda-todos los demas-os habeis acostumbrado a que os sufraguemos vuestras pajas mentales varias veces;que si subvencion directa, que si television publica o teatros de la comunidad que si fundacion del canal o del hayuntamiento, que si Intermediae,que si Circulodebellasartes, que si fiestas y pregon municipal,que si canon etc.
    ¿Encima hay que ir a verlo al cine?

  3. ¿Que no saben lo que hacer para trincar la subvención? Amos, anda, no me jorobes!

  4. “El cine es el único negocio en el que la culpa es siempre del cliente, al parecer…”

    Fijaros que cuando empezó a proyectarse películas en salas abiertas al público, los impulsores del cine “mas o menos como ahora” fueron inmigrantes judíos (ver aquí: link.

    Una vez leí que un par de estos judíos exclamaban: “Esto es fantástico. La gente paga la entrada antes de entrar a la sala y sin saber si le gusta la película”.

    Bueno, pues parece que con el tiempo la gente ha espabilado un poco y antes de comprar la entrada, intenta informarse sobre el director, los actores, la temática, etc. Si conoce a los actores, el director y otras películas anteriores de ellos le han gustado, aumentan las posibilidades. Otro factor que nos puede hacer comprar la entrada es una crítica, leída en algún medio o por parte de conocidos (yo diría que esta última es la mas importante: conocemos los gustos de nuestros conocidos y el testimonio de alguien que ya ha visto la película cuenta mucho). Mis amigos son bastante cinéfilos, pero de un tiempo a esta parte no les oigo hablar de cine español, cuando hace unos años si lo hacían. Casi nadie, salvo los críticos profesionales, habla del cine español.

    Si a lo anterior se suma la enemistad que se han ganado con la mitad de la población (realmente mas de la mitad, no sólo han cabreado a los votantes del PP, debido a su posicionamiento al lado de las SGAEs, se han ganado también la enemistad de los internautas), pues ya tenemos lo que falla.

    Espero que los nuevos cineastas aprendan estas dos lecciones: el producto debe ser de calidad y no hay que cabrear a los clientes.

  5. Fijaros que cuando empezó a proyectarse películas en salas abiertas al público, los impulsores del cine “mas o menos como ahora” fueron inmigrantes judíos.

    Una vez leí que un par de estos judíos exclamaban: “Esto es fantástico. La gente paga la entrada antes de entrar a la sala y sin saber si le gusta la película”.

    Creo que es mas o menos lo que sucedia con el teatro, la opera y cualquier otro espectaculo en recinto cerrado desde los crsitianos arrojados a los leones en la Roma imperial; la gente pagaba sin saber si le iba a gustar. Por lo demas que culpa tieneb los judios que los empresarios espańtilde;oles fuesen tan cortos de LUCES que no viesen el potencial del invento de los hermanos LUZ? (en francés Lumière)

  6. Me gustaria saber por que el monopolio publico del agua=Canal de Isabel II,en la muy liberal Comunidad de Madrid, en vez de bajar el precio del agua se dedica a financiar festivales de lolailo a tirititeros como Amargo.

  7. Buen comentario. La Guerra de Irak fue la última gran actuación de los actores y cineastas españoles. Ni los suyos se la creyeron, y de ahí que se hayan quedado donde se merecen.

    No se puede ser tan sectarios y pensar que luego no te van a pasar factura. Me alegro mucho de que al cine español le vayan las cosas como le van. Ni uno solo de mis amig@s va a ver una película de cine “¿español?”. Son un verdadero bodrio.

No se puede comentar.

Page optimized by WP Minify WordPress Plugin