Marisa Paredes afirma que el ‘No a la Guerra’ marcó la mala marcha del cine español | Cultura | elmundo.es

Paredes considera que el cine español “en estos momentos y más que nunca está en la picota”. A su juicio, aunque el problema guarda también relación con la distribución y la programación, ahora se vive “una situación que viene desde el ‘No a la guerra'”.

Precisamente, durante el mandato de Paredes al frente de la Academia de Cine, en la gala de los Premios Goya de 2003 (organizada por la compañía de teatro Animalario) una parte importante del mundo de la cinematografía española lanzó un sonoro grito de oposición a la Guerra de Irak.

Se enarboló entonces una bandera que encontró su eco en multitudinarias manifestaciones pacifistas en las que la gente recogió el testigo del ‘No a la guerra’.

Marisa, qué risa. Éramos millones los que estábamos en contra de la guerra de Irak. Lo que molesta, lo que fastidia, lo que os hace odiosos es que sólo estuvierais en contra de la guerra cuando la apoyaban Aznar y Bush, lo que os convierte en hipócritas es que culturacontralaguerra despareciera en cuanto despareció el Gobierno Aznar: objetivo cumplido, ¿no? Vuestra última hazaña, y por eso sois recordados, fue movilizar a la gente ante la sede del PP el 13 de marzo. Y eso sí que fue lo que selló vuestra tumba. Lágrimas de cocodrilo, Marisa, sois así, inadaptados para la honestidad intelectual, llenos de prejuicios sectarios, expatriados de la verdad, sólo atentos a vuestras corazonadas ideológicas, pensando que estáis desempeñando un papel trascendente en la cultura cuando sólo os estáis vengando de vuestros enemigos personales.

Y la gente no va a ver vuestro cine porque es malo.