Seguramente habrá pocas personas en activo en España como Rubalcaba que hayan influido tanto en que este país sea como es. Desde el Ministerio de Educación, siendo secretario de Estado, puso en marcha la LOGSE con los efectos que ya conocemos. Luego llegó a ser ministro del ramo y remató la jugada.

Su paso por el ministerio de la Presidencia y la portavocía del Gobierno desde 1993 a 1996 le hizo acreedor del mote de “portavoz del GAL”. Arrecieban las investigaciones políticas y judiciales, cada día traía un sobresalto detrás de otro: Filesa, corrupción en el BOE, corrupción en Cruz Roja, corrupción masiva en el Ministerio de Interior: fondos reservados, Roldán. Investigación sobre el terrorismo de Estado mediante un grupo organizado llamado GAL.

En todos estos  temas, Rubalcaba jamás dijo la verdad, lo cual es un gran precedente para la labor que asume ahora otra vez de portavoz del Gobierno.

En su época como portavoz pasaron cosas estupefacientes como la entrevista durante el Telediario de la 1ª a las 3 de la tarde, durante 10 minutos y desde la cárcel, a Julián Sancristóbal, ex director general de la Seguridad General del Estado, en prisión preventiva por robar continuadamente de los fondos reservados y por participar en la trama de los GAL. La entrevista – en realidad un monólogo de Sancristóbal- la dedicó a denunciar que él estaba en la cárcel por una conspiración de poderes fácticos contra el gobierno de Felipe González y que era totalmente inocente. El director de RTVE era Jordi García Candau y la directora de informativos era Mª Antonia Iglesias.

Rubalcaba es una persona muy inteligente y especialmente hábil en el uso del discurso. Es un experto en el storytelling y por eso Zapatero lo ha nombrado portavoz (Este Gobierno se explicará mejor). Jordi Sevilla decía en Twitter:  “Aunque, para un apuro o un imprevisto, siempre nos quedara Rubalcaba!!!”. El único de la vieja guardia que no sólo se mantiene en el poder sino que alcanza más cotas de poder.

(EL PAÍS. Rubalcaba 24/11/1995: El Gobierno tiene la “convicción absoluta” de que el ex ministro del Interior José Barrionuevo, es inocente de las imputaciones que se le hacen en el caso GAL; EL PAÍS Rubalcaba 23/12/1994: “El Gobierno ha combatido siempre el terrorismo con la ley en la mano”. Sólo dos perlas paar saber lo que nos espera.)