Mis favoritos en Twitter

Categorías

¿Quién quiere saber la verdad si puedes escuchar que tienes razón?

“Jaime y Miguel lo sabían. Jaime, licenciado sin trabajo, prepara su salida de España en busca de las oportunidades que aquí no tiene. Miguel, bachiller en vías de paro, ayuda de día a sus padres en un local de Russafa y estudia durante las noches sin calefacción en el Instituto Lluís Vives. Y encima, la policía detiene a un compañero. No se conocían, pero ambos tenían claro que en la mañana del jueves acudirían a la protesta por esta detención”.
Soñaban despiertos. El País 17 de febrero de 2012.

“¿Qué le queda por hacer a un estudiante que se pela de frío en el instituto porque la Administración no puede pagar la calefacción?”
La toma de la Bastilla. El País 18 de febrero de 2012

“Las protestas no han sido exclusivas del Lluís Vives. Muchos otros institutos también se han manifestado, entre otras cuestiones, porque a causa de los impagos del Consell se han quedado sin electricidad y sin calefacción y se han visto obligados a ir a clase provistos de mantas”.
Todo empezó por un corte de tráfico. El País 21 de febrero de 2012

“Lo que había comenzado la semana anterior como una protesta de decenas de estudiantes de un céntrico instituto valenciano, por falta de calefacción, ha derivado en la ocupación de las calles por millares de indignados como reacción a las violentas cargas policiales”.
Un serio error. Editorial de El País. 22 de febrero de 2012

“En el pleno, Pajín le recriminó a Wert la falta de crítica a lo ocurrido en Valencia: “Diga alto y claro que es inaceptable que en una comunidad autónoma donde se construyen aeropuertos sin aviones no haya calefacción en los institutos y encima se reprima a los estudiantes”.
Wert sitúa al PSOE detrás de las movilizaciones de Valencia. Público 22 de febrero de 2012

“Los científicos han de marcharse con viento fresco, especialmente si se dirigen al norte, y estudiantes como los del Instituto Luis Vives de Valencia también tendrían que hacerlo o, por lo menos, no quejarse por asistir a las clases con manta por falta de calefacción porque protestando no se resuelve nada y así se van acostumbrando al frío clima de Berlín”.
La preocupante fuga de cerebros. Público 23 de febrero de 2012

“La directora del Luis Vives, Carmina Valiente, confirmó ayer a LAS PROVINCIAS que sí sufrieron un corte de luz hace siete años, si bien en la actualidad no han tenido este tipo de problemas ni han prescindido de la climatización, algo que por desgracia sí han experimentado alumnos de otros institutos valencianos”.

El instituto epicentro de las protestas tiene 82.000 euros en su cuenta. Las Provincias 23 de febrero de 2012

Just as food companies learned that if they want to sell a lot of cheap calories, they should pack them with salt, fat, and sugar — the stuff that people crave — media companies learned that affirmation sells a lot better than information. Who wants to hear the truth when they can hear that they’re right!

Así como las empresas de comida aprendieron que si quieren vender un montón de calorías baratas deben empaquetarlas con sal, grasa y azúcar -la clase de cosas que le encantan a la gente- las empresas de medios de comunicación aprendieron que el reforzamiento [de las convicciones] vende mucho mejor que la información. ¡Quién quiere escuchar la verdad si puedes escuchar que tienes razón!

Clay Johnson. The information diet

2 comments to ¿Quién quiere saber la verdad si puedes escuchar que tienes razón?

  • […] ¿A quién le importa la verdad si lo mejor es que te digan lo que quieres oír, aunque sea mentira? Compartir Permalink […]

  • Thomas

    Qué desgracia tan grande ver como se manipulan las cosas, pero en fin, otra vez habrá que poner los puntos sobres las íes. SI que tenían calefacción pero las protestas que dan lugar a los tristes sucesos que ha visto toda España, fueron en relación a los recortes en Educación que se han producido en la Comunidad Valenciana. ¿Qué ahora sale gente diciendo que si tenían calefacción? Claro, eso ya lo sabía todo el mundo.

    Por cierto, mucho más mérito tiene salir a protestar por estas cosas que suceden, reales y que todos pueden constatar, que no salir a manifestarse por presuntas “traiciones y negociaciones”, pero claro, esas manifestaciones si que eran un ejemplo de “verdades”.

    Les recomiendo que se informen antes de escribir lo que escriben, porque los que vivimos aqui sabemos que lo que pasó el lunes solo fue la consecuencia de una mala gestión a todos los niveles.