Mis favoritos en Twitter

Categorías

Rouco y la guerra civil

Definición de escándalo farisaico.

Editorial de El Mundo el 24 de marzo de 2014

CON ADOLFO SUÁREZ desaparece una figura clave de la Historia de España, uno de los grandes, el hombre que fue capaz de dirigir a España desde un régimen autoritario a un modelo de democracia plena en un tiempo récord y hacerlo en paz, lo cual no quiere decir sin víctimas, sino sin la temida repetición de un enfrentamiento violento entre los españoles. El país había asistido al final del régimen franquista con una gran incertidumbre sobre el futuro, con un indisimulado temor a ese futuro, pero también con la determinación no formulada públicamente, pero compartida por todos, de no volver a repetir el horror de una guerra civil.

Editorial de El País el 24 de marzo de 2014

Lo que más se echa de menos en la España del presente es aquello en lo que Suárez fue maestro durante sus primeros años en el poder: la búsqueda de salidas pacíficas a conflictos que parecen de solución imposible. Todos los sondeos de opinión recientes muestran una masiva añoranza ciudadana del estilo político de la Transición, anhelo que no ha dejado de acentuarse a medida que el deterioro del conjunto de las instituciones surgidas entonces se ha hecho más visible. Muchos echan de menos su autoridad y credibilidad en medio de la coyuntura crítica que vive España, sacudida por problemas económicos y enfrentamientos territoriales, cuando la crispación y el bloqueo de todo diálogo interpartidista se han adueñado de los espacios que en época de Suárez ocupaban el diálogo y la exploración de consensos, por extraordinarios que fueran los obstáculos a superar.

Homilía de Rouco en el funeral de Suárez el 31 de marzo de 2014

La concordia fue posible con él. ¿Por qué no ha de serlo también ahora y siempre en la vida de los españoles, de sus familias y de sus comunidades históricas? Buscó y practicó tenaz y generosamente la reconciliación en los ámbitos más delicados de la vida política y social de aquella España que, con sus jóvenes, quería superar para siempre la guerra civil: los hechos y las actitudes que la causaron y que la pueden causar.

Los comentarios están cerrados